“Frente a mi ventana se alinean unos curiosos árboles frutales. No maduran su fruto para enero. Los guardan para cuando comienzan los fríos. Son los caquis. En el amanecer les escucho el ruido que hacen sus frutas pequeñas al desprenderse aún verdes del árbol. Son frutas que ellos mismos dejan caer, mucho antes de haber sido plenamente.Quizás estos árboles se liberan simplemente de algunas de sus posibilidades, porque su instinto de frutal les dice que no podrán llevar su carga hasta la madurez. Han florecido anchos. Pero ahora, al ir respondiendo a las exigencias del crecimiento, reconocen que sus raíces no darán para tanta fruta. Y por eso, por fidelidad a la madurez de lo que entregarán, renuncian al número de lo que poseen.

El árbol de caquis tiene algo de original. No necesita de la poda del jardinero. Lento en su crecimiento, se va agrandando en armonía. Como no exagera, no lo frenan.

Y sin embargo, en el silencio del amanecer, siento rodar entre el follaje, los pequeños frutos que golpean sordamente contra el suelo. Es como si por propia decisión renunciara a ellos, a fin de llevar a la madurez los que retiene. Son tantos los que caen, que aquél que solo los observa de pasada, creería que se trata de un fracaso total. Cuando se está frente a un árbol de esta especie, no debemos preocuparnos por el número de las posibilidades a las que renuncia, sino por la fidelidad a lo que consagra su savia.

Envueltos en la neblina del amanecer, los caquis lloran lágrimas verdes de frutas pequeñas, renuncia que les exige la fidelidad de lo que está destinado a madurar”.

(Extractado de “La renuncia y la madurez”, de Mamerto Menapace, en “Madera Verde”-Ed. Patria Grande).



Para la reflexión personal y grupal (por Jorge Blanco):

-Destacar aquellas frases que hayan llamado nuestra atención y el “porqué” de las mismas.

-¿Hemos encontrado alguna relación entre las “renuncias” de las que nos habla Jesús y las que menciona este relato?

-¿Que enseñanza nos deja este ejemplo de la natura
leza?

-¿Conocemos otras “renuncias” que nos puedan servir como ejemplo?

-En este momento de nuestra vida personal/grupal, ¿somos capaces de renunciar a algo por la elección y el seguimiento de Cristo?

-¿Qué propósito personal/grupal podemos generarnos a partir de lo reflexionado


Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail