Encuentro Nº 2: “LA BRÚJULA”

Materiales:
- Una hoja de Papel, lapicera y Biblia.

Objetivo:
• Descubrir qué es lo que afecta tu vida.
• Reconocer el “norte” de tu brújula.
• Descubrir que Jesús fue hombre como nosotros y que cuando se sintió perdido pudo usar su brújula.

Motivación:
Pedirle a uno de los chicos que dibuje una brújula.
Colocar la brújula en un lugar visible para todos.
Luego, pedir a cada uno de los jóvenes que mencionen algún momento en el que sintieron perdidos, extraviados, sin rumbo fijo; o en su defecto cuando tuvieron la necesidad de contar con una “brújula”.

Marco Teórico:
Jesús supo “USAR SU BRÚJULA”
Jesús en su vida, recorrió muchos lugares diversos; ya desde bebé, su familia tuvo que exiliarse a Egipto para defenderse del rey Herodes.
De niño, en Nazaret, acompañaba a sus padres a Jerusalén para las fiestas. Y de joven recorrió largamente Judea, Galilea, Samaria…
Seguramente Jesús sabía guiarse con las estrellas, por los accidentes del terreno… pero fundamentalmente, y como joven adulto, supo dejarse guiar por el espíritu, nos cuentan los Evangelios Sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas), que antes de comenzar su vida publica, su misión, el Espíritu Santo lo condujo a una geografía particular: el desierto.
El desierto simboliza la soledad, sería todo lo contrario a lo que hoy conocemos como “lugares de evasión”. Es un espacio en que al encontrarnos a solas con nosotros mismos, sin nada exterior que nos distraiga, podemos mirar con profundidad lo que nos esta pasando y decidir con responsabilidad. Jesús en su desierto, nos enseña a elegir, a “usar la brújula” para marcar un rumbo.

Iluminación:
Leer Mt 4,1-11

Dinámica:
Que cada uno de los jóvenes escriban detrás de la brújula aquellas tentaciones que más le acechan.
Aporte para la reflexión:
En este relato cargado de un fuerte simbolismo, vemos cómo Jesús siendo verdadero Dios, padeció como verdadero hombre las tentaciones en su vida. Hermanado con nosotros en todo, menos en el pecado; al vencer las tentaciones nos enseña a vivir la verdadera libertad.
Las tres tentaciones representan modos de alejarse del amor de Dios:
- la autosuficiencia;
- el hacer a Dios (y a los demás) a nuestra medida y “utilizarlo” para satisfacer nuestros caprichos;
- dejarse someter por el poder, las riquezas, el egoísmo…

Frente a esto ¿Cuál fue la brújula de Jesús?
Él responde citando tres textos del Deuteronomio, (un libro del Antiguo Testamento, que junto con el Génesis, Éxodo, Levítico y Números forman los 5 primeros libros de la Biblia o “Pentateuco”, el Deuteronomio se detiene largamente en las rebeliones del pueblo de Dios en desierto)
Jesús a través de los textos del Deuteronomio señala la fidelidad a un “norte” que es el proyecto de Dios Padre para su pueblo.
Jesús nos demuestra que hemos sido creados para vivir en el amor, es decir, reconociendo que dependemos y necesitamos de otros y sobre todo de las palabras de Dios para existir en plenitud.

Actualización:
Jesús claramente nos enseña que, cuando cosas que son “instrumentos”, como los bienes, el confort, el placer, se colocan el centro, como nuestro objetivo primordial, nuestra vida pierde sentido.
Así fue su brújula, con el amor que se entrega como “norte”. Brújula que lo siguió para que asumiera incluso el camino de la cruz… pero que lo condujo a la Felicidad Eterna y a la plenitud de la Resurrección.

Oración:
Nos ponemos en presencia de Dios y le pedimos que nos ayude a vencer nuestras tentaciones y nuestros sufrimientos, y para que cada vez que nos creamos perdidos confiemos en la brújula de Jesús. Rezamos juntos:
Quiero Jesús
Quiero olvidarlo todo y conocerte,
quiero dejarlo todo por buscarte,
quiero todo por hallarte,
quiero ignorarlo todo por saberte.
Amén

Cantamos “Jesús te seguiré” (de Daniel Poli)

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail