Hola Jesús
Soy una amiga tuya que trabaja en los medios de comunicación social audiovisuales. Desde que comencé mi trabajo, uno de mis objetivos principales está siendo la contribución en la formación de una conciencia personal y, desde ésta, en el sueño de hacernos todos " ciudadanos del mundo". Esta tendencia universalista, como dice Carlos en su carta anterior referente a la música, es fácil de llevarla a cabo mediante la televisión o la radio. Los satélites nos permiten ,hoy, ver el universo como una " aldea global".
Hoy todo atañe a todos. Hay que implicarse en el desarrollo progresivo del mundo. Y dentro de él, cultivar al ser por excelencia, la persona humana. Gracias a estos medios, el hombre tiene entrada cada día de lo que le pasa a su hermano en cualquier rincón del universo. El presente está a la orden del día en los medios. Es su primer y principal eslogan: servir la noticia humana al instante.
A veces, Señor, cuando estoy ante las cámaras o el micrófono pienso en ti o en san Pablo. ¿ Qué uso hubiérais hecho de estos poderosos inventos? Hubieran sido los areópagos o los púlpitos ( hoy sustituidos por micrófonos en las iglesias) desde los cuales difundiríais el mensaje evangélico a todas partes.
Aunque haya medios propios de tu Iglesia, no son suficientes para desarrollar y aumentar la sensibilidad. Esta le permite al hombre captar mucho mejor las dimensiones del universo en toda su belleza y en su infinita bondad.Yo no me siento arrinconada en mi estudio. Por el contrario, percibo que mi palabra, mi música y mi pensamiento llega a miles y miles de personas simultáneamente. Los medios de comunicación deberían ser los portadores de la verdad, la belleza y la bondad para
el ser humano de no importa qué pueblo, qué cultura y qué religión.
Las imágenes audiovisuales dignas despiertan hondas resonancias humanas. Por ejemplo, he notado la profunda admiración de todo el mundo en la muerte de Madre Teresa de Calcuta. ¿ Quién no se ha emocionado ante la labor y entrega que hizo de su vida a los pobres del universo? Todos los seres humanos han llorado su desaparición de entre nosotros. Fue la gran lección positiva que dieron los medios en ese día como ha ocurrido hace pocos días con su primer aniversario.
Todos, empezando por mí, Señor, nos sentimos "mejores" viviendo al instante la necesidad, la alegría, o la pena del hermano sea de donde sea. Hoy, cuando ocurre una desgracia, las organizaciones cristianas principalmente, sin excluir las políticas y estatales, ponen en pie una serie de estrategias conducentes a la ayuda inmediata de quienes han sufrido una catástrofe natural o una guerra, siempre injusta a todas luces.
Tu Iglesia, Señor, en este terreno avanza y está a la vanguardia. Desde Radio Vaticana llegan cada día a todas partes mensajes evangélicos y noticias positivas que contribuyen al desarrollo, no simplemente material, sino también del espiritual de la persona humana.
Tu Vicario en la tierra, el Papa, puede recorrer el mundo entero para visitar a los creyentes. Lo que tú hiciste andando por Palestina durante tres años, hoy se hace en pocas horas. Tú sabes el consuelo que aporta a los pueblos con su palabra evangélica y las orientaciones sociales, políticas y religiosas que su palabra da a cada ser humano de buena voluntad. Como a ti, Señor, también a él le critican algunos fariseos de hoy. Dicen que tiene dinero, que vaya viajazos que se da...¿ No los hacen otros jefes de Estado para relaciones políticas y económicas? Los creyentes tenemos la alegría de que los mismos periodistas y agencias les paguen el viaje para que acuda a sembrar tu palabra divina a quienes la acepten de buen grado. Y, desde luego, hace estos viajes, no movido por intereses turísticos, sino guiado siempre por la fe
Te doy las gracias, Señor, porque en el medio en que trabajo, no ponen demasiados obstáculos a la difusión diaria del humanismo cristiano e incluso de programas estrictamente religiosos. Noto, eso sí, que cada día, como dice el Concilio Vaticano II, hacen falta más comunicadores cristianos en esta sociedad secularizada.
Tengo en cuenta tus palabras al final de tu vida:" Id y proclamar mi evangelio por toda la faz de la tierra".
Buenos días, Señor , y gracias por todo.
Te quiere mucho, Rosa, 24 años

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail