Antonio llegó muy agitado a la casa de Rafael y empezó a hablar de esta manera:
- “¡Rafa! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia...”
Rafa lo interrumpió diciendo: -“¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir?
-“¿Los Tres Filtros...?”
-“Sí” - replicó Rafa. El primer filtro es la VERDAD. –“¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?”
-“No... lo oí decir a unos vecinos...”
-“Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?”
-“No, en realidad no... al contrario...”
-“¡Ah!” - interrumpió Rafa.- “Entonces vamos a la último Filtro. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?”
- “Para ser sincero, no.... Necesario no es.”
- “Entonces -sonrió Rafa- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario... sepultémoslo en el olvido...”


¿Tienes algo que decir a otra persona?. Recuerda pasarlo por la VERDAD, la BONDAD y la NECESIDAD antes de decirlo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy cierto.Muchas veces nos emociona comunicar lo negativo de los demás sin pensar en todas las consecuencias negativas. Pero nunca es tarde para mejorar y pedirle a Jesús nos ayude a ser mejores personas.

Anónimo dijo...

me encanto es tan cierta esta reflexion entre menos sepamos lo innecesario menos daño nos hacemos y no amargamos nuestras vidas con odios y rencores por cosas que no valen la pena. con el unico que tenemos que quedar bien es con DIOS lo que diga la demas gente esta demas.

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail