Hola, amigos!

Les escribo para compartir mi experiencia del Congreso Juvenil OMI en Buenos Aires y, especialmente, para invitarlos a reflexionar.

Mi nombre es Carina, soy animadora del grupo Jóvenes Misioneros de Luján, de la Parroquia y Escuelas Nuestra Señora de Luján y San Eugenio, de la ciudad de Santa Fe.

Desde que recibimos la primera invitación a participar, allá por el mes de mayo, comenzamos con el grupo a preparar nuestro corazón para vivir cuatro días a pleno con Jesús, bajo el lema ”Encontrarte fue lo mejor que me pasó”.

Esto recién se pudo llevar a cabo en el mes de octubre. Se hizo esperar, pero valió la pena! Junto con los chicos del grupo viajamos a Bs. As. y realmente podemos decir que lo que vivimos fue una GRACIA DE DIOS. Y digo esto porque así lo vivimos y lo sentimos cada uno de nosotros en nuestros corazones. Dios nos bendijo!!! Cuando llega octubre, se acercan los compromisos asumidos con responsabilidad sobre todo para los jóvenes con la escuela y se cree que participar de un congreso sólo es agotarse más.

Sin embargo, cuando nos abandonamos a Él, no deja de hacernos sentir su amor tan cercano!!! Y lo hizo en esos días, regalándonos un tiempo con Él expresado y vivido en la Adoración Eucarística , en el encuentro con los otros, en cada charla, en cada reflexión y en cada Misa... fue un tiempo que nos tomamos para Dios y para cada uno de nosotros en lo personal.

Y hablo de un encuentro con los otros, porque participamos aproximadamente ochenta personas entre jóvenes, sacerdotes (P. Sergio Menegoni, P. Omar Mazza, P. Alejandro de la arquidiócesis de Bs As.), seminaristas, animadores, Sebastián Escudero, (predicador católico), colaboradores,... provenientes de diferentes parroquias oblatas de Bs. As. y nosotros, de Santa Fe. Demás está decir que por ser los únicos de otra provincia nos hicieron sentir mimados, privilegiados, esperados, amados. Cristo, el Señor, nos esperaba alli, y se hacía presente en medio nuestro.
Cada uno con sus experiencias por compartir. Fue sentir la comunión en Cristo... hacerse UNO conociendo esas realidades tan diferentes unas de otras y descubriendo que la misión es una sola y que todos somos llamados permanentemente a vivirla y a vivir en el Señor.

Por eso los animo a través de esta carta a que participen! Anímense a vivir la experiencia de un congreso juvenil oblato! No hay absolutamente nada que perder. Como animadora y misionera, necesitada siempre de la gracia de Dios para acrecentar y redescubrir mi vocación los invito a vivir esta experiencia que, les aseguro, ¡permanece por siempre en el corazón porque es mucho lo que se recibe!

Agradecida por todo lo recibido, nos vemos en la oración.

¡Que la Virgen María y San Eugenio, nos acompañen en este camino hacia el Padre !!!






Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail