Meditación sobre San Eugenio, de Mª Mar Gómez Mañas, Superiora general de las Misioneras Oblatas de María Inmaculada.


“Un apasionado de Jesucristo, un incondicional de la Iglesia” así definió el Papa Pablo VI a San Eugenio de Mazenod en la misa de beatificación en 1975. Un hombre que amo apasionadamente… ¿qué nos dice hoy la persona de Eugenio a todos aquellos que queremos vivir el carisma oblato?

Quiero fijarme en un aspecto de su vida, en su conversión. Y ver cómo el camino que Eugenio recorrió y su experiencia es válida para los jóvenes de hoy, que al igual que él desean amar apasionadamente.

Vamos a verlo…

Eugenio pertenecía a la sociedad de su tiempo y como cualquier otro joven de su época estaba lleno de sueños, deseos, sed de éxito y reconocimientos. Como miembro de la clase noble de la sociedad francesa del siglo XIX, tenía grandes planes y proyectos que distaban mucho de los que el Señor tenía pensados para el.

La instrucción religiosa que de niño había recibido de su maestro el sacerdote Don Bartolo Zinnelli quedaba muy atrás en el tiempo; sus intereses de clase alta se pueden asemejar mucho a los intereses de los jóvenes de nuestro tiempo: el éxito,la diversión, la preocupación por la imagen, la búsqueda de los placeres, la vida vivida en la superficialidad sin preguntarse por el sentido de la misma, huir de la profundidad de las palabras y del compromiso......


Para descargar el archivo completo: Click aqui

Peso del archivo: 47 kb
Extensión del archivo: .doc

1 comentarios:

Yosip dijo...

Realmente una hermosa reflexion sobre Eugenio, como pocas veces las he leido.

Muchas gracias jovenes oblatos por difundir tan bellos materiales para profundizar la espiritualidad y conocer un poco mas sobre este hombre santo.

Saludos desde Peru.
Dios los bendiga.

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail