Quisiera compartir con ustedes la felicidad que he sentido al poder vivir junto a mis compañeros docentes de la Escuela Nuestra Señora de Luján y del Jardín María Inmaculada pertenecientes a la Congregación Misioneros Oblatos de María Inmaculada un retiro espiritual. Así nos preparamos para vivir mejor esta Cuaresma y además, para iniciar en pocos días el ciclo lectivo con un espíritu de conversión que implica mirar al pasado, pero desde el futuro, desde ese ideal o meta que nos proponemos. Esto nos permite reconocer errores y tibiezas desde un ideal de vida y, al mismo tiempo, fortalecer nuestro espíritu y alcanzar la valentía y esperanza para cambiar.

Los temas tratados fueron ”Las relaciones interpersonales, el amor al prójimo, la comprensión, el perdón “.
Nos reunimos en la Casa de Formación Espiritual de las Hnas. Eucarísticas a las 8hs y desde ese momento, el tiempo pareció pasar por nuestras vidas como un soplo, mientras escuchamos la prédica de Sebastián Escudero, quien viajó desde su Córdoba natal junto a su esposa, Gisela. Desde la Parábola del Hijo Pródigo, fue llevándonos a cada uno a ponerse en el lugar del hijo menor que con humildad reconoce su pecado y pide perdón; o la del hijo mayor, que en su buen comportamiento responde con el orgullo y dolor de quién no se siente reconocido, se queda, diría, en los límites de una justicia que no comprende el nivel de la misericordia y hace hincapié en la imagen y la actitud del Padre. Más allá de la experiencia personal que cada uno haya tenido en su vida, la conciencia de la paternidad de Dios sana nuestras heridas, porque nos descubre como hijos de un Padre que es Amor.

Durante toda la jornada nos acompañó el Padre José María Riega OMI, recién llegado de su querida España, quien con su santa paciencia realizó la Adoración Eucarística y celebró la Santa Misa en medio de un clima acogedor.
Cada uno de nosotros pudo vivenciar diferentes sentimientos, emociones difíciles de explicar. Desde aquel momento, los que estábamos allí reunidos comenzamos a darnos cuenta de que hay una forma distinta de relacionarse, que todos podemos cambiar para mejorar nuestro vínculos, pero por sobre todas las cosas, encontrar esa alegría y paz que sólo nacen del encuentro filial con Dios, nuestro Padre.

Lo vivido, muy gratificante en lo personal, superó no sólo mis expectativas sino también la de todos mis compañeros que en un principio fueron tal vez no muy convencidos; pero luego de un rato se los veía felices, agradecidos de poder vivir esta experiencia. Doy gracias al Señor que se hizo presente en medio nuestro y a Nuestra Madre, María!

Carina Eubrard


Videos con imagenes del retiro acompañado por la cancion "Se que triunfaras" de Sebastian Escudero








Para visualizar el reproductor de video, audio y/o imagenes, si el articulo lo tuviese: ver la publicacion original haciendo: CLICK AQUI

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail