Con los misterios propio de la espiritualidad de San Eugenio. Para ser rezado el día que quieras y a la hora que sea.

1.- Eugenio al pie de la cruz el viernes santo de 1807.

Una gracia de "conversión". Durante la adoración de la cruz el viernes santo, probablemente en 1807, Eugenio tuvo una experiencia especial del amor y bondad de Cristo que culminó en el derramamiento de su sangre para obtener el perdón de todos los pecados. Simultáneamente consciente de sus propios pecados y compenetrado de un profundo sentido de confianza en la Misericordia Divina, Eugenio decide responde a este amor divino con el regalo total de su vida a Jesús su Salvador.

2.- Eugenio se identifica con el pasaje de Isaías que lee Jesús en la sinagoga de Nazaret. Lc. 4, 16-21.

Jesús volvió a Galilea con el poder del Espíritu y su fama se extendió en toda la región.
Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan. Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque me ha consagrado por la unción.
El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres,
a anunciar la liberación a los cautivos
y la vista a los ciegos,
a dar la libertad a los oprimidos
y proclamar un año de gracia del Señor.

3.- Eugenio se conmueve con Jesús al ver la gente que está como ovejas sin pastor. Mt. 9, 35-38

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias.
Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor.
Entonces dijo a sus discípulos: "La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos.
Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha."

4.- Eugenio igual que Jesús, llamó un grupo de misioneros, para que estuvieran con Jesús en comunidad y enviarlos a la misión. Mc. 3, 13-15.

Después subió a la montaña y llamó a su lado a los que quiso. Ellos fueron hacia él,
y Jesús instituyó a doce para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar con el poder de expulsar a los demonios.

5.- Eugenio nos enseña a tener a María Inmaculada como Madre de Misericordia, a quien le llevamos nuestras penas y alegrías misioneras. Jn. 19, 25-27 - Hech. 1, 12-14

Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena.
Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: "Mujer, aquí
tienes a tu hijo".
Luego dijo al discípulo: "Aquí tienes a tu madre". Y desde aquel momento, el discípulo la
recibió en su casa.

Cuando llegaron a la ciudad, subieron a la sala donde solían reunirse. Eran Pedro, Juan, Santiago, Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé, Mateo, Santiago, hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas, hijo de Santiago. Todos ellos, íntimamente unidos, se dedicaban a la oración, en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.

Modo de rezarlo:

A: Es igual a la manera de rezar los misterio Gozosos, Dolorosos, Gloriosos o Luminosos.
En lugar de contemplar “La anunciación del Ángel” contemplas Eugenio al pié de la Cruz el viernes santo del 1807.

B: Esto sería como el rosario bíblico que nos ha entregado el P. Bernardo, nada más que en lugar de decir una frase bíblica distinta entre el “Dios te salve… y el Santa María, ser repite 10 veces la misma frase que se indica a continuación:

En el primer misterio:
Dios te salve María llena.......... y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, “Quien cautivó a Eugenio desde la Cruz”.
Luego sigue el “Santa María”... Así con los 10 primeros ave marías del 1º misterio.

En el segundo sería:
y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, “Quien proclama el Reino”, ó “Quien trae la Buena Noticia”.

En el tercero sería:
“Quien se compadeció de la muchedumbre abandonada”.

En el cuarto:
“Quien llamó a los discípulos”.

En el quinto:
“Quien nos da a María por Madre”.



Carrodilla, Mayo de 2010
P. Tony omi



Para descargar "El Rosario Oblato" (2 hojas en word): Click aqui

Inspirado en el rosario bíblico elaborado por Mons. Bernardo omi, recordando una modalidad que me enseñó mi papá, y dándome la libertad de pensar en otros misterios... como hace el P. José María Riega omi y otros; me he atrevido a inventar, eso creo, el Rosario Oblato. (Puede ser que otro ya lo inventó y yo no lo sé)

Lo comparto para que lo podamos rezar y hacer rezar.

Con afecto cordial: Antonio Mariangeli omi (P. Tony)

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail