En Enero de 2010 preparé una Memoria para el Consejo General en la que describía la situación de la misión con los jóvenes en la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada. Hace unos días el Presidente de la Comisión que prepara el Capítulo me comunicó que querían que ese informe fuera presentado durante en mismo. El informe está escrito en español y se me ocurrió compartirlo con toda la familia oblata. No es el informe completo, pero sí lo más fundamental. Tengo el gusto de compartirlo con ustedes y aprovechar la ocasión para invitarles a decirme si tienen comentarios y sugerencias antes de presentarlo a los miembros del Capítulo General.

Como verán el estudio se centra en los últimos 6 años porque recibimos un mandato concreto del Capítulo General de 2004. Hoy se lo presento con dos enlaces: en el primero pueden encontrar tanto una descripción de lo que se está haciendo como una batería de sugerencias y propuestas que se hacen pensando en el próximo Consejo General que será elegido en el próximo Capítulo.


El segundo presenta dos documentos que considero que todavía nos retan a los oblatos y todos los jóvenes de la familia oblata. El último de ellos fue elaborado por los jóvenes laic@s y oblatos que participaron en el Congreso sobre Misión con los Jóvenes y que aún ha sido poco estudiado. Yo los encuentro muy inspiradores y desafiantes.

Hemos propuesto el término "misión con jóvenes" porque creemos que nos ayudará a cambiar el paradigma misionero. Hablar de misión nos desafía a ir más allá de nuestros pequeños límites parroquiales o grupales, hay que salir a encontrar a los jóvenes allá donde se encuentran, especialmente los más abandonados, como hizo San Eugenio. Y esta misión no solo se hace "por" o "a favor" de los jóvenes. No, son los jóvenes los que están llamados a ser misioneros de los jóvenes y por tanto nos situamos con ellos, y con ellos descubrimos el rostro del Cristo y con ellos vivimos y somos misioneros de otros jóvenes. Sí, los jóvenes nos desafían y nos hacen vivir más nuestro carisma oblato.

No se aún cómo poder presentar esto ante los capitulares. Personalmente estoy convencido que la misión con los jóvenes nos llama a una auténtica conversión, personal y congregacional. Y que esta debe ser una prioridad misionera para los próximos años. Y a ustedes ¿qué les parece? Lean el documento siguiendo los enlaces y me lo cuentan. Así me ayudan aprepararme para el capítulo general que comenzaremos en pocas semanas.



En san Eugenio y con María seguimos a Jesús.

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail