La mañana soleada vio desfilar a los capitulares y oblatos en los servicios del capítulo general hacia la Plaza de San Pedro. En el bus o a pie ,los oblatos se fueron concentrando para llegar unidos al sitio que se les había reservado en la audiencia. Un poquito más adelante, para poder saludar personalmente al Papa, estaban los dos Padres Generales: el P. Louis y el P. Guillermo. Pero dejamos que sea nuestro querido Padre Guillermo Steckling que nos diga hoy lo que vio y escuchó en la audiencia del Papa. Muchas gracias P. Guillermo por esta y por las muchas colaboraciones que ha hecho con nosotros y sobre todo por apoyar el ministerio de la misión con jóvenes durante su mandato como General de los oblatos:


“Hoy el Capítulo General encontró a Su Santidad, el Papa Benedicto XVI, en ocasión de la audiencia general de cada miércoles. Estuvo presente también otro Capítulo General, el de las Hermanas Terciarias Franciscanas que conocemos de Guatemala y Brasil. Hubo mucha gente en la Plaza de San Pedro, hubo cardenales, obispos, religiosos, y así sentirnos al unísono con la Iglesia universal reunida alrededor del sucesor de San Pedro. El Papa recorrió la plaza en su papamóvil, protegido de un gran sombrero rojo, bonito símbolo de su oficio de pastor. Hacía un tiempo espléndido, de mucho sol y un poco de aire fresco de tanto en tanto.




De lo que el Papa dijo, una cosa me tocó especialmente. Continuando con una serie de catequesis sobre grandes mujeres cristianas, Benedicto XVI nos habló de Santa Gertrudis la Grande, una mística alemana del siglo XII. Gertrudis, nos explicaba, era una monja como todas las otras, aunque de muchos estudios, hasta la edad de 25 años. Fue en este momento de su vida que experimentó una profunda conversión por un encuentro con Cristo. Su vida cambió mucho: Se alimentaba más intensamente de la Palabra de Dios, sentía la presencia de Dios en su vida, vivía en una gran libertad interior, etc. No creo que el Papa haya sabido de nuestro tema oblato del Capítulo, la conversión, pero creo que aquí la Providencia de Dios nos ha dejado un mensaje: aún cuando ya hemos dedicado nuestra vida a Dios, una conversión puede todavía hacer una gran diferencia. ¡Pidamos esta gracia!”


En un breve saludo el Papa se dirigió a los oblatos invitándolos a profundizar y renovarse en el carisma y formar parte activa en la nueva evangelización.

Y por la tarde, el consejo general visitó las regiones de Latinoamérica y Europa en un encuentro que comienza un diálogo que seguro se mantendrá a lo largo de los próximos seis años. También hoy se distribuyo otro borrador de lo que será el documento final que viene precedido por una carta dirigida a toda la familia oblata, religiosos, religiosas y laicos. En esa carta se quiere compartir la experiencia de lo vivido. Mañana precisamente se darán los últimos retoques a esos documentos. Y también se hablará de cómo celebrar los 150 años de la muerte del Fundador en 2011 y algunas otras recomendaciones que se quieran dar al nuevo consejo general. También mañana pero por la tarde está prevista la Eucaristía de clausura del capítulo general a la que están invitados toda la familia oblata y otras familias religiosas amigas de los oblatos.



Nos despedimos hoy diciendo que después de la cena muchos capitulares fueron a encontrarse con el P. Ismael (español) que vino explícitamente a esta sesión para explicar el programa oblato previo a las Jornadas Mundiales de la Juventud de 2011 que se realizará en Málaga como preparación al encuentro con el Papa que será en Madrid. Seguro que tendremos posibilidad de conocer ese programa al que todos hemos sido hoy invitados.

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail