Cuando nos enteramos que la Parroquia iba a participar de la fiesta del Jubileo diocesano en Tacuarembó, también nosotros, los jóvenes, quisimos participar. Así que, pese que la noche anterior tuvimos baile del liceo, muy temprano nos despertamos (algunos siquiera descansaron y siguieron de largo aguantando hasta la madrugada) y nos embarcamos en el ómnibus particular rumbo a la capital departamental.

La celebración tuvo lugar en la Laguna de las Lavanderas y gracias a Dios nos acompaño un sol hermoso. Por la mañana después del desayuno y la presentación de las ofrendas se celebró la Misa con la participación de muchos Obispos. También estuvo con nosotros la imagen autentica de la Virgen de los 33. Para muchos de nosotros fue la primera vez que pudimos verla desde tan cerca. La Misa resultó muy larga: habrá sido porque estábamos cansados por no haber pegado ojo la noche anterior. Nos llamó la atención la presencia de muchos Obispos y nos gustaron los cantos del coro. Después del almuerzo compartido pudimos descansar un ratito. ¡Gracias a la gente que nos regaló los helados! Por la tarde siguió el evento con músicos y mucha diversión. Y con la música nos pusimos a bailar. Fue hermoso cómo se lanzaron a bailar no solamente los jóvenes sino también personas de todas las edades y… ¡padre Luis! Hubo quien seanimó a subir al escenario. Luego tuvo lugar la peregrinación, pese a la amenaza de lluvia, desde la Laguna hasta la Catedral.


Entre cantos y oraciones acompañamos la imagen de la Virgen de los 33 y la celebración culminó con las palabras del obispo Julio y la oración. La verdad pasamos un día muy lindo y divertido. Al salir pensábamos que íbamos a participar de algo aburrido con muchas palabras y muchas oraciones y también con cierto miedo porque no conocíamos a nadie. Para la mayoría de nosotros era la primera vez que participábamos de un evento como ese, que no fuese campamento o jornada. Al contrario y pese al cansancio que llevábamos, el día trascurrió muy ameno y una vez más pudimos disfrutar de la presencia de Dios en la comunidad que se reúne. «Lo esencial es invisible a los ojos» descubrir lo esencial es buscar la felicidad.

Ivana


Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail