Dejar atrás nuestro lugar, nuestras cosas, nuestras familias… Parece mucho, como si mirar hacia atrás fuera imprescindible y la inseguridad se hiciera presente. Pero al pisar nuevos pagos, mirar nuevas caras y sentir el calor de nuevos corazones, te llenas de vida para decir una vez mas al Señor: Sí, Señor, por ti y para que otros conozcan el Amor que me regalas día a día, me atrevo a dar estos pasos en tu Nombre.

Eso ha sido la misión para mí, un mirar constantemente al Cielo en profunda oración para luego poner mis manos en la tierra, en señal de profunda entrega y servicio al hermano, al más necesitado de pan y de amor… Que puedo decirles?? Cada visita a una familia, cada encuentro con las almas en las calles y en los campos fue motivo de gran alegría y de una evangelización mutua. Hasta me atrevería a decir que era mas lo que aprendía de esas bellas personas que lo que ellas aprendían de nosotros. Pero el Señor, día tras día, se encargo de hacerse presente por medio nuestro y de los lugareños, de forma que fuimos rápidamente una gran comunidad fundada en amistad y en amor. Ninguna puerta se cerró frente a nuestros ojos, pero estoy segura y fuimos testigos de la apertura de muchas “ventanas del corazón” que se abrieron paso al Espíritu y obraron allí, donde está más oscuro, donde ninguno se atreve a mirar: en la historia de cada alma. Me dejo perpleja la gran apertura de estas humildes personas a escuchar la Palabra de Dios, participando ansiosamente de cada Misa, cantando y llorando en común-unión.

Tres palabras me ayudan a definirles las enseñanzas de esta bella gente: desprendimiento, generosidad y humildad. En el encuentro con ellos uno nota cuanto posee que no lo hace feliz, y como ellos, que poco y nada tienen, viven felices desde el alba hasta el anochecer.

No tengo mucha experiencia en misionar, pero de una cosa estoy convencida, lo único que un misionero necesita para ser un instrumento de paz del Señor son los deseos de llegar hasta el fin del mundo con una Biblia en la mano y con Jesús en el corazón. Las ganas de jugarse la vida por que otros conozcan a Cristo y vean que Su paso por sus historias personales es una marca indeleble que cambia el curso de nuestras existencias… Lo único que necesitamos es ponerlo todo en juego, pues si de Jesús se trata, nunca saldremos perdiendo, al contrario ganaremos y con creces… “¿De que le aprovecha al hombre ganar el mundo entero, si arruina su alma?” (Mt. 16, 26). “El que quiera salvar su vida la perderá, y el que la perdiere por mi la hallará” (Mc 8, 35).

Finalmente, llegue a una conclusión: amar es el don más lindo que nos ha regalado Dios, y ponerlo en práctica con quienes no conocemos da muchos frutos, pues “si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿Qué recompensa merecen?”.

Salí de Mendoza cargada con un bolso y un equipo de mate, y volví a mi ciudad con el corazón lleno del amor de esas almas, que hasta el último momento se dieron por completas en un abrazo… Esto es lo que es Dios para mí, ellos son todos mis hermanos.

Maria Belen Farias Cerutti, galpón misionero
Carrodilla - Mendoza - Argentina

Click sobre las imagenes y estas se ampliaran







1 comentarios:

GLORIA MARIA dijo...

QUE HERMOSO SALIR A MISINAR TENIENDO LA SEGURIDAD QUE DIOS ESTARA SIEMPRE AL LADO NUESTRO Y RECIBIR TANTAS GRACIAS AL VER QUE LA GENTE SE VUELVE A JESUS CON TANTA SEGURIDAD Y HUMILDAD Y ASI CISECHAR LA GRAN FAMILIA DE DIOS Y PENSEMOS COMO NO DARNOS CUENTA QUE NO VAMOS SOLOS PUES TODO SE NOS BRINDA ES QUE JESUS ESTA A NUESTRO LADO SOLO PONEMOS AMOR Y HACEMOS COMPRENDER LA PALABRA DEL SEÑOR LUEGO TODO POR AÑADIDURA LO TENEMOS DELANTE Y SOBRE Y PRINCIPALMENTE PERCIBIMOS LA RESPUESTA CUANDO NOS DAN TANTO AMOR , SABEN ES QUE ELLOS COMPRENDEN QUE JESUS ES AMOR , GRACIAS POR MISIONAR Y LLEVAR ALMAS A DIOS .

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail