Por fin llegó el día que tanto esperábamos, una nueva Convivencia que compartiríamos durante dos largos días.

Nos reunimos el 19 de Marzo en la Iglesia Nuestra Señora de la Carrodilla para emprender nuestro viaje a la Capilla de Santa Cecilia; ¡Nunca imaginé ver caras tan llenas de entusiasmo!



Las primeras actividades fueron presentarnos de una manera en la que no nos presentaríamos (en mi caso canté y bailé YO SOY UN TALLARÍN), relacionarnos con la naturaleza: mirar, oler, probar, tocar y escuchar todo lo que teníamos a nuestro alrededor. Es increíble como logré meterme en ese mundo; estoy segura que en casa no lo hubiera hecho nunca.. ¿Acariciar una hoja con tanto amor? Jamás.


Salimos a recorrer el lugar, a diferencia del año pasado, esta vez no cargábamos cruces, sino vinchas de muchos colores que llevaban nuestro nombre.

En el camino pudimos aprovechar para conocernos; para conocer más acerca de estos jóvenes que empezarían a brindar un nuevo servicio a Dios. Lo que más recuerdo es notar el entusiasmo de cada uno de ellos por aprender Lengua de Señas. Justamente fuimos con Patricia, Nancy y José Luis (no oyentes) quienes con mucha paciencia les brindaron su ayuda.


Por la noche, antes de cenar, tuvimos la oportunidad de sacar una mesa fuera de la Capilla (en la vereda), dónde pusimos la imagen de San José y cantamos “San José está pasando por aquí”. Admito que mucho de nosotros pensamos en que si intentamos hacer lo mismo en nuestras casas no pasarían cinco minutos sin que ésta desapareciera, quedamos algo asombrados al escuchar que nunca había pasado algo así, y con una gran sonrisa fuimos a cenar y como es habitual en nuestro grupo… ¡La multiplicación de los panes volvió a sorprendernos!


Después de quedar satisfechos tuvimos una actividad que en lo personal me gustó, y mucho: Un partido de futbol. Con la diferencia de que la mayoría de los jugadores tenían vendados los ojos (como fue en mi caso) y los Capitanes podían tener la boca, las manos o las piernas atadas.

Una vez terminado el partido (y con la victoria a mi favor), Margarita nos preguntó como nos habíamos sentido. Los capitanes comentaron que sintieron mucha desesperación al no poder ayudar a todos al mismo tiempo; mientras que los jugadores estaban desorientados, en mi caso sólo intentaba agarrar a alguien para no golpearme ni ser golpeada, nunca supe bien donde estaba la pelota.. y ni hablar del arco!

Fue entonces cuando nos explicó que cada capitán representaría un Catequista, y cada jugador un niño especial, ¿se imaginan seis niños por catequista?, sería totalmente una locura! A mi me tocó pasar por eso, pero sólo con dos niños, y créanme que tuve que pedir ayuda, no fue nada fácil.

Al día siguiente nos levantamos temprano para desayunar e ir a misa, porque nos tocaba una gran tarea: La misión.

Todo parecía estar bien, excepto por Micaela, una nueva Catequista que no podía caminar por un golpe en el pie. Se encontraba muy mal, lloraba y se lamentaba por no poder realizar esa tarea que tanto anhelaba; pero la oración fue más fuerte, salió de aquella capilla caminando y llorando, pero esta vez no de tristeza, sino de alegría al saber que se había cumplido un gran milagro de fe.


Nos dividimos en grupos y cada uno fue por diferentes caminos. Al llegar compartimos nuestras experiencias, no puedo explicar lo que sintió cada uno, pero si lo que sentí yo a lo largo de la misión. Quizás no fue lo que esperaba, muchas puertas no fueron abiertas, y me sentí un tanto angustiada; pero al compartirlo con los demás, Marga nos dio palabras de aliento, yo no me había dado cuenta en el camino que fuimos recorriendo enseñando y aprendiendo Lengua de Señas. Fue como en Emaus, Jesús estaba con nosotros mientras recorríamos el lugar.





¡Y que mejor que llegar y comer un rico asado!



Por la tarde, antes de irnos, compartimos como habíamos vivido esta convivencia. Cada uno de nosotros estaba agradecido de poder estar allí y haber tenido una gran experiencia nuevamente, o por primera vez en el caso de los nuevos integrantes.

En lo personal estoy totalmente agradecida de poder pertenecer a este maravilloso grupo; de poder haber conocido a excelentes personas y amigos, de llevar a cada uno de esos niños en mi corazón, porque ellos me brindan más de lo que yo puedo brindarles. Son ellos los que me enseñan a crecer, los que con un abrazo pueden hacerme totalmente feliz. No veo la hora de volver a verlos…



También aprovecho para darle mi apoyo a quienes hacen esta hermosa tarea, como es el caso de Catequesis Especial de San Eugenio.

Tuve la oportunidad de compartir encuentros junto a ellos y me llena de felicidad saber que somos cada vez más los que tenemos la oportunidad de recibir amor de parte de estos ángeles maravillosos. Quiero felicitarlos y agradecerles por su gran carisma en su servicio. Sigan así!



Y GRACIAS a cada uno de los lectores que se tomó tiempo para leer nuestra experiencia. Nos seguiremos encontrando en la alegría de Cristo resucitado! Bendiciones.

Andrea - (17 años)

2 comentarios:

catequesis especial dijo...

Andrea:es maravilloso saber que hay jóvenes como vos que realizan tan hermosa tarea.
Nos alegra mucho que hayan disfrutado y aprovechado tal convivencia con personas tan especiales como Margarita y compañía.
Realmente son ellos (los niños) los que nos llenan de amor y nos enseñan a crecer y valorar las pequeñas y grandes cosas de la vida.
Te damos gracias a vos y a todo el grupo de catequesis especial, por el apoyo que nos brindan y por ser nuestras guias.
te contamos que hoy sábado 2 de abril comenzamos nuestros encuentros, estamos muy felices y llenos de expectativas. . .
muchas gracias por todo.
Nos seguiremos encontrando en la alegría de Cristo Resucitado.
Catequesis especial San Eugenio.

MICAELAA dijo...

Fue algoo increible imposible de olvidar le agradesco a cada uno de ustedes por haberme ensenado algoo maravillosoo de la vidaaa los quiero muchisimoo y a pesar de que noo los conoscoo demasiadoo ya son parte de un pedazitoo de mi ♥ y espero poder conocerlos mas.Tambien espero darme bien con los chicos y que este año sea maravillosoo a pesar de que se que va a hacer un añoo de mucho sacrificio pero por ustedes y los chicos no lo dudoo de que voii a poder salir adelantee con la ayuda de todos y todos juntos salir adelnateee gracias por todooo y EXITOO PARA NOSOTROS EN ESTE AÑOOO ! :)

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail