Este año la Misión OMI a Vallenar me dejo con la seguridad del trabajo cumplido por parte de cada uno de los que formaron esta empresa de Evangelizar allí donde se requiera, allí donde ni las comunicaciones de celulares llegan.

Este año la Misión OMI fue en sectores nuevos para todos nosotros que permitieron inyectar en el aire misionero paz, alegría y mucho esfuerzo. Buen aporte lo hizo el lugar de llegada EMAUS donde se realizaron las clases, los primeros reencuentros de jóvenes, el lugar llamaba a la reflexión y la amistad.

Este año la Misión OMI permitió descubrir nuevas personas en cada lugar de misión, personas que escucharon, y compartieron la necesidad de DAR un cariño limpio y lleno de confianza, se cumplieron de gran forma las metas de la misión.

Este año la Misión OMI entrego a todos RENOVACION, para los que ya llevan misiones en el cuerpo renovaron su fe en este proyecto y la certeza de que el aporte de cada uno es primordial para compartir un Dios vivo, un Jesús joven y una Madre protectora como María. Para los nuevos renovaron su amistad y su compromiso en las necesidades del hermano, al vivir en un ambiente distinto al de su diario compartir, lleno de sacrificios, amistad y fraternidad.

Este año la Misión OMI comunico a los misioneros a través de la correspondencia, esos pequeños mensajes llenos de cariño, amor y palabras alegres que refuerzan los lazos entre jóvenes y a ellos descubrir que pasa en otros sectores.

Este año la Misión OMI para mí fue también muy distinta, aunque cumplí el mismo servicio de cocinero y chofer de los años anteriores, comencé con mucha fe el trabajo dejándolo todo en las manos de Dios para que el me guiara e iluminara, al pasar de los días descubrí que la iglesia tiene grandes Laicos que trabajan codo a codo con el Sacerdote, viví la experiencia de compartir el diario vivir con dos OMIs y fue enriquecedor.

Este año la Misión OMI me permite agradecer el poder compartir mi vida y ser un aporte concreto en el devenir de un grupo de jóvenes que viven la entrega en sus vidas, siendo ese Jesús Joven que necesita llegar a tantos corazones esperanzados en un Dios que nos Ama y comparte con todos.

Rubén Fernando Castro Riquelme
Laico Comprometido


Click sobre las imagenes y estas se ampliaran













1 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que buena experiencia!. Que Dios le siga bendiciendo

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail