Para remarcar el 150º aniversario de la muerte de San Eugenio de Mazenod, el 5 de marzo los Misioneros Oblatos, junto con la Fundación Mazenod de Méjanes, ofrecieron una serie de conferencias en el Anfiteatro Verrière, Aix. Cerca de 200 personas se juntaron para participar en dicho evento.

El Hermano Dominique DESSOLIN, director del Centro Internacional de Mazenod, abrió la conferencia introduciendo el tema y a los distintos ponentes. Dijo que habría dos días dedicados a los “dos pies” de Eugenio de Mazenod: uno el de Aix y el otro de Marsella, o, más bien, el del Fundador de una Congregación y el del Obispo, cabeza de la Iglesia de Marsella.

Para comprender mejor a Eugenio de Mazenod, el Sr. Chelini-Pont, profesor de Historia, Leyes y Religión en la Universidad Paul Cézanne, nos introdujo la situación de la Iglesia en Provenza entre 1810 y 1830. Ello nos permitió comprender mejor las directrices pastorales de Eugenio de Mazenod de este tiempo, con el fin de situarnos más adecuadamente.

El Arzobispo Dufour de Aix y Arles, president de la Comisión Episcopal de Catequesis y Catecumenado, presentó un análisis de la transmisión de la fe hoy en Provenza.

El día prosiguió con tres intervenciones sobre la transmisión de la fe y la fundación de los Misioneros Oblatos. Frank SANTUCCI, animador del carisma oblato en la Congregación, presentó el legado de Eugenio de Mazenod, Fundador de los oblatos, desde el punto de vista de las actividades que se tienen hoy en el número 60 de Cours Mirabeau. Fabio CIARDI, Director de los Estudios e Investigaciones Oblatas, se centró en la realidad actual de las misiones oblatas a lo largo del mundo y Lorraine Sainte-Marie, profesora en la Universidad de Ottawa (Canadá) desarrolló su intervención en torno al lugar de la Universidad de San Pablo en la formación y comprensión de la fe y la integración de la fe en la vida de uno.

El 6 de marzo, nos reunimos en el edificio diocesano para una conferencia de triple calado.

Frank SANTUCCI presentó la transmisión de la fe por parte de Eugenio de Mazenod, Mons. de Marsella, durante la expansión de la ciudad entre 1837 y 1861. Lorraine Sainte-Marie presentó la evolución de la formación ministerial desde el punto de vista de la realidad de la Iglesia en Canadá. Luke TARDIF, Provincial electo de la Provincia de Notre Dame du Cap, Canadá, hizo uso de los escritos de Eugenio de Mazenod para introducirnos en las relaciones de éste con los oblatos de América.

En la tarde, nos encontramos en la Sala de Mazenod de Cours Mirabeu nº 60, para un diálogo con los que los que nos habían alimentado con sus palabras a lo largo de esos dos días.

Una de las intervenciones finales era para responder a la pregunta de cómo Eugenio de Mazenod transmitiría la fe en nuestro contexto como obispo de Marsella. Refiriéndose al 35º Capítulo, en el que había participado y durante el cual los capitulares oyeron el llamamiento a tomarse en serio el Evangelio, Luc Tardif dijo: “Antes incluso de comenzar a considerar la transmisión de la fe, hemos de vivir el Evangelio entre nosotros mismos”. Añadió: “Creo que como oblatos en la Iglesia, damos demasiado por supuesto el Evangelio. Nos preocupamos de que otros se hagan más o menos parecidos a nosotros. Pero volver constantemente a la práctica del Evangelio es el itinerario indispensable para convertirnos en signos, testimonios mínimamente creíbles para los que nos rodean y para los que no comparten nuestras convicciones”.

A las 17.00, un gran número de personas se nos unió en acción de gracias trayendo a la liturgia todo lo que habíamos oído durante la conferencia, en la que nos tomamos tiempo para repasar estos dos días, al tiempo que ensanchábamos los corazones al mundo entero.

Hno. Benoît DOSQUET

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail