El P. Robert DE VALICOURT ha seguido recientemente un curso de formación de tres semanas para trabajar más competentemente con los indígenas de Brasil.

Durante este curso, he hablado largamente con un jefe indio que estaba tratándose de una seria enfermedad. Me contaba cómo vivía su pueblo, los Suri, cuarenta años atrás. Vivían en un estado primitivo, desnudos, como nómadas, cazando y pescando para sobrevivir.

El contacto con los “blancos” (como llaman ellos a los no indios) fue cruel. Se vieron diezmados por la gripe, pues sus organismos no estaban preparados para tales enfermedades de los blancos. Ahora son más numerosos y practican la agricultura: mandioca, maíz, arroz, frijoles negros… y algo de ganadería. Tienen unas 250.000 hectáreas y viven en 25 poblados.

Los niños y adolescentes estudian bilingüemente en las escuelas públicas que se han construido en los poblados. Los jóvenes estudian en una ciudad cercana. Algunos están en la universidad. Si tienes problemas con tu computadora, te la repararán. En cuarenta años, están progresivamente pasando de la flecha y el arco a los estudios modernos.

En su reserva, aún hay tribus aisladas que nunca han contactado con los blancos. La Fundación Nacional para los Indios, que sabe que los contactos son letales, ha adoptado una política diferente: hay reservas creadas para protegerlos. Aún hay 69 grupos de estos pequeños y aislados a lo largo del Brasil. Desgraciadamente, los buscadores de oro o los tratantes de madera no respetan estas reservas; se adentran en la selva y matan a los indios indefensos.

Los indios del Brasil son una escasa minoría: unos 350.000 entre 190 millones. Y aún son entre las minorías aquella que sufre discriminación. Son los pobres que prefiere Jesús.

Estoy entusiasmado con todos estos descubrimientos y quisiera ser 30 años más joven, pero… (Audacieux pour l’Évangile, abril de 2011)

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail