Hermano, hermana, más que saludo de Pascua va a resultar un compartir de Pascua. Asi que no te pongás a leerlo como un saludo. Necesitarás un tiempo y paciencia.

Es la primera Pascua que estoy viviendo a mi regreso, hace 10 meses, a los barrios de la Matanza - Bs. As. en la parroquia de Lourdes. Hay algo que ha caracterizado estos meses mi misión: la visita casi diaria a Dora (47 años, esposo, 4 hijos jovenes y 3 nietos) enferma de cáncer, que ha fallecido hace 20 días. Su vida y la de la familia había caído en una situación de dolor y desconcierto con su enfermedad que no fue bienvenida a la casa. Cada uno lo manifestaba a su manera. A poco de llegar, la conocí.

La invité de entrada a orar juntos, poniendo nuestra preocupación no tanto en sanarse, sea como sea, sino en Jesús, "que ha venido, no para los sanos, sino para los enfermos...." y está en nosotros, en tí, en mí, vive en nosotros. Es la realidad de nuestro bautismo que se fortalece con la eucaristía. El nos invita: "Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, que yo los aliviaré". Y la invité a vivir un encuentro diario con Jesús. Y pienso que muchos días, a causa de su malestar, no solo tenía un encuentro.... sino que el día era un encuentro con Jesús. Ello no le dio la salud que esperaba pero sí la serenidad y la paz, que necesitaba, en medio de los sufrimientos, algo más valioso que la salud.

Al lado de esta nueva vida de Dora, el esposo y los hijos seguían sin aceptar la enfermedad, desubicados y confundidos.. "Me parece, Dora, le dije un día, que no estoy haciendo bien las cosas. Tu esposo y tus hijos están cada día mas rebeldes y confundidos. Pienso que tendría que haber hecho con ellos desde el principio lo mismo que con vos: invitarlos a encontrarse con Jesús dentro suyo y entender con él la adversidad que están viviendo, al estar dominados por ella. No están preparados, no estamos preparasdos para esto, no hemos sido iniciados en cómo vivir situaciones adversas como ésta".

Fue a raiz de esto que al día siguiente le hice a Dora la propuesta de dedicarnos a enseñar, especialmente a chicos y jóvenes a vivir la adversidad, con el ejercicio del encuentro personal diario con Jesús dentro nuestro, cosa que aceptó gustosa. En eso estoy y siento que Dora está también. Recordé y compartí este trato que hice con ella en el momento de su sepelio. Me ha ayudado a entender el cambio de vida que debe darse en el que cree en Jesús y la forma de conseguirlo. Ya he compartido esto con los padres de los niños de la catequesis familiar y quiero que todos los que hacen catequesis lleguen a vivir este encuentro con Jesús antes de terminarla.

Nunca me he sentido tan ubicado y motivado en la misión. He encontrado por fin una forma sencilla de misión que cambia la vida desde nuestro ser de cristianos = otro Cristo, sellado por el bautismo (¡què lindo compartirlo en la catequesis bautismal con padres y padrinos iniciándolos en el encuentro diario con Jesús!) y celebrado y fortalecido con cada eucaristìa, sacramento del Encuentro con Jesús. Es la espiritualidad que està al alcance de todos, en toda parroquia y capilla, con la palabra y los sacramentos; y que tiene su centro, su lugar no en la iglesia con sus ritos, sino en la persona: el lugar privilegiado en que ha querido habitar Jesús, el fin de su encarnación, logrado con su muerte en la Cruz.. Todo está o consiste en tener un encuentro diario, ahí, con El, en el que le demos la conducción y el mando de nuestro interior para poder vivir cualquier adversidad.

Me he acordado estos días del dicho de Santa Teresa: "Con Cristo voy contenta a cualuier lado, aún al infierno". Tenía no solo confianza, sino seguridad de que con Jesús podría vivir cualquier situación.Y era la oración, el trato de amistad con Jesús, su forma de unirse a él y lograrlo.

Con Dora, mi nueva misión en estos barrios de La Matanza, ha sido y está siendo nueva, con la novedad de la Pascua de Jesús y se me ha presentado el desafío de lograr lo mismo de su esposo y de sus hijos, que aún siguen desconcertados sin entender lo que ha pasado. Como los discípulos necesitarán su tiempo hasta que reciban el Espiritu Santo.

Habrá que hacer el camino de Emaús.
Con esta nueva te deseo la felicidad de la Pascua.
Un abrazo!
José María

3 comentarios:

MARGARITA dijo...

QUERIDO PADRE JOSE MARIA!!!, LEI SU TESTIMONIO CON MUCHA EMOCION,SE DE SU AMOR POR LOS ENFERMOS, CUANDO FUE PARROCO EN LA IGLESIA DE CARRODILLA, ACOMPAÑO A MI AMIGA CECILIA (ENFERMA DE CANCER) EN EL HOSPITAL, DIA TRAS DIA CHARLO CON ELLA PARA QUE ACEPTARA SU ENFERMEDAD Y CALMARA SU ENOJO,FUE ASI QUE CECILIA MURIO EN PAZ.SU ENTREGA INCONDICIONAL EN EL CUIDADO DEL PADRE PABLO Y MUCHOS EJEMPLOS MAS, DAN FE SOBRE SU AMOR INMENSO POR CRISTO IRRADIANDO EL CARISMA OBLATO, EN CADA PALABRA DADA CON SERENIDAD Y CALMA. SU SONRISA QUE BRINDA CONFIANZA Y NOS LLENA EL CORAZON DE ALEGRIA."PASO UN ANGEL POR CARRODILLA" Y NOS DEJO SU TESTIMONIO DE VIDA, GRACIAS PADRE JOSE MARIA POR ENSEÑARNOS QUE EL SERVICIO CON HUMILDAD ES EL MEJOR SERVICIO Y EL AMOR A NUESTRO PROJIMO NOS LLENA DE PAZ.ALABADO SEA JESUCRISTO Y MARIA INMACULADA.

Anónimo dijo...

hola padre jose maria , soy de vinchina ,espero que nos recuerde soy gladys carpio hace mucho que lo estoy buscando hoy que alegria haberlo encontrado le cuento que nunca me alege de la catequecis ,tanpoco ,descuide a nuestros ansianos en el año dos mil cinco monseñor sigampa me ordena la micion de llevarles la comnion fue en la misa de andacollo de la localida de jague.padre espero que prontome conteste y nos sigamos comunicando le dejo este correo loly_mdc@hotmail.com resiba un abrazo muy grande de toda mi familia y de todo mi pueblo de vinchina que siempre lo recuerdan.

De Vinchina La Rioja dijo...

HOLA PADRE JOSE MARIA q alegria encontrar informacion suya, soy graciela de vinchina, La rioja me recordara? me gustaria poder encontrar un contacto con ud, o bien si esta pagina le pertenece a algien quien conosca al padre jose maria riega, por favor si me puede pasar algun contacto yo le dejo mi correo y agradesco algun dato, yoli.gaitan@hotmail.com un saludo muy grande y espero repuest.

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail