Les quiero compartir mi experiencia de misiones durante la semana santa desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. El dia domingo de Ramos iniciamos en la capilla San Pio de Pietrelcina con una procesión, por la colonia iba un buen numero de fieles. El padre Nicolas me reconocio entre los miembros del "equipo de projuv" y me pidio que le ayudara a rociar el agua a las personas. En la comunidad hubieron tres grupos misioneros; los primeros, el padre Donald, Elezar y Noe fueron a misionar a una comunidad de Lazaro Cardenas en Ensenada; el segundo grupo, Padre Jaime junto con 4 afiliados (están discerniendo si entran a la vida religiosa) les toco aquí, en la capilla Guadalupe Victoria en Tijuana, animar a la comunidad y hacer visiteos para prepararse a la semana santa; y en el tercer grupo estaba yo, que me toco vivirlo con Projuv (Proceso Juvenil Vocacional) son jóvenes los cuales están discerniendo su vocación. Unos son parte del equipo y otros lo vivimos. Otra vez tuve la oportunidad de visitar “la morita” la cual es misión Oblata, hay 18 capillas y solo 4 sacerdotes los cuales no dan abasto. En esta misión apoyan hermanas religiosas, las cuales apoyan a las capillas. El lugar de misión fue la capilla del Sagrado Corazón en Rojo Gomes la cual es vecina de la Capilla San Enrique en Terrazas en la cual estuve en navidad.

Entre despedidas de los familiares y amigos salimos para la misión, no sabíamos que nos esperaba, solo sabíamos estaríamos una semana ayudando en las capillas en la organización de las festividades de semana santa.

Nos toco hacer un recorrido alrededor de la colonia (pareciera algo sencillo pero en muchos paises como en EEUU es un gran lio pedir todos los permisos para que dejen hacer una procesion), entre hosanas y aleuyas dabamos inicio a la Semana Santa. Despues en la capilla la cual estaba llena, a mas no poder, nos toco la misa de envio en la que nos entregaron las cruces de misioneros y recibimos la bendicion del padre para iniciar la misión.


Es dificil plasmar una semana de mision con tantas experiencias en un solo articulo. La mision se organizo segun diferentes objetivos cada dia. De lunes Santo a Miercoles Santo nos toco hacer visiteos. Recorrimos la comunidad invitandolos para las celebraciones de semana santa. Un hecho chusco que me sucedio es que fui a invitar a una casa para las celebraciones de semana santa y no me habia dado cuenta que arriba habia un letrero que decia que era una iglesia de no se que, enseguida di la vuelta. Es algo triste pero las sectas en estos lugares avanzan rapidamente. Le ponen nombres raros para atraer a la gente sencilla: "Koinonia" (cuando ellos no estan en comunion, que ironia), lo mejor del trigo (en esta iglesia habian unos misioneros norteamericanos que estaban dando cosas a los niños y eran "gueros", nosotros no andabamos mucho, solo nuestra fe y nuestras ganas de servir).

El lunes santo un señor ya mayor nos encontro al equipo misionero. Ibamos como 9 y al vernos en grupo nos pregunto si eramos ninis (jovenes que ni estudian, ni trabajan, ni hacen nada) pero le dijimos que eramos misioneros, nos detuvimos a platicar con el largo rato y nos conto acerca de lo que piensa de la juventud, en realidad tiene una idea muy pesimista de la juventud. Pero eso me hizo cuestionarme que es lo que pienso de los jovenes y yo apuesto por ellos, si no: no estuviera aqui. Creo que hay que confiar en los jovenes somos el presente y futuro de la iglesia. Como decia San Juan Bosco, no hay jovenes malos solo jovenes que no saben que pueden ser buenos. A lo largo de los dias de mision el señor fue a misa y se acerco a nosotros cuando estabamos trabajando, no se que impresion haya quedado en su corazon acerca nosotros; pero espero que haya podido ver en nosotros el rostro de Cristo.

El equipo tambien tendria que enfrentar otros obstaculos, ese dia despues del almuerzo hubo una reunion con la religiosa encargada de la capilla para organizar las actividades. El equipo original era de 9 personas, pero la coordinadora no le habia informado que tambien habia una capilla en la parte alta, que estaba esperando a otros misioneros: ya tenian camas y todo preparado. En ese momento tuvo que dividir al equipo en dos, habian muchas cosas en juego, que fuera balanceado de varones y mujeres, tambien debia de ir gente con experiencia para coordinar, gente que supiera de musica para la misa, liturgia, dimanicas para niños y debia de quedar balanceado a los dos lados. Nos tuvimos que separar pero la mision se dio y Dios escribio sobre renglones torcidos.


Tambien visitamos muchas familias, cada dia nos tocaba un tiempo de comida con una familia diferente. No pediamos gustos, habia que comer lo que nos pusieran en la mesa. Y en realidad asombra como esa gente tan sencilla le gusta compartir la mesa con nosotros, pues en realidad sienten que recibiedonos a nosotros, reciben a Jesus mismo a como dice el evangelio. Les preguntabamos de donde eran y un 90 % de las familias nos dijo que eran de fuera de Tijuana. Esta ciudad apenas tiene poco mas de un siglo y resultado de la migracion a Estados Unidos esta se ha ido expandiendo, más hacia la periferia. Habian familias de muchas partes de la republica mexicana, Nayarit, Michoacan, Sinaloa, etc. La gente practicamente vive en los cerros, pues los cerros que hasta hace unos años se miraban verdes, ahora estan habitados. Esta experiencia de sube y baja de los cerros fue bastante divertida, habia una viejita que nos acompaño algunas veces y en realidad, esta en buena forma, pues a su edad andar subiendo tanto cerro es una hazaña.


Otra cosa para recordar durante estas misines fue la experiencia con los niños. El lunes anduvimos invitando a los niños en el vecindario. Eran las 5 la hora en que los habiamos citado y no habia llegado ningún niño. Algunos del equipo ya andabamos un poco tristes pues no habia nadie. Pero de pronto llegaron como en bandada 7 niños. Los siguentes dias la cantidad se mantuvo casi igual y ya el ultimo dia la cantidad se duplico.


Al principio de la semana habia una niña bien timida que no queria jugar, solo nos observaba jugar, al terminar la semana se habia vuelto amiga de todos y jugaba con todos los niños. Aprendi muchas cosas de los niños, su sencilles, su facilidad para amar (pues eramos nadie en sus vidas, unos desconocidos) y al final de la semana ya no nos querian dejar ir. Eran todo un amor y gritaban nuestros nombres para que jugaramos con ellos. Cuando ibamos por el area a visitar a otras familias los encontrabamos en el camino y nos saludaban ya de nombre. Asistieron tambien a algunas celebraciones como el jueves santo, el viacrucis, el sabado de Gloria y la marcha por la paz.

Cuando llego el triduo pascual nos esmeramos mucho el la preparcion de este, pues estos dias son el centro de toda la semana santa. Entre los lectores del jueves estaba una señora que padece de epilepsia pero queria leer (y no habia nadie mas de los lectores) y al final decidi dejar leer la lectura, repasarla y darle confianza y al final la leyo y no hubo problemas, deje todo en manos de Dios. Tambien para el lavatorio ya era casi el momento de que empezara y no estaban completas las personas que iban a participar.

El viernes por la mañana me toco un rato cargar la procesion mientras rezabamos los misterios dolorosos, como las calles eran empinadas fue una buena ocacion de ofrecercelo al Señor. Despues fue el servicio liturgico de adoracion a la cruz y despues el viacrucis dramatizado, iba mucha gente en la procesion, durante una parte del viacrucis la madre me pidio ayudar a Jesus a cargar la cruz (como Cirineo), me pidio que lo hiciera represetando a los jovenes y tambien por las vocaciones, lo hice con mucho gusto.

El dia viernes nos toco ayudar el la reflexion de las 7 palabras pero desde la perspectiva de Maria (nunca lo habia hecho asi) y aprendi mucho. Despues fue la procesion del silencio.

El dia sabado por la mañana fue la marcha por la paz y vida. Salimos de la capilla y recorrimos algunas calles junto con el equipo de arriba, ibamos 10 del equipo mas algunas personas de la comunidad y algunos niños. Ibamos cantando alabanzas y haciendo porras, fuera pena y cualquier cosa que se le paresca y a gritar por las calles !Viva Cristo! !Viva Maria! o "el que no brinque es ateo", no se que pensaria la gente de nosotros pero si se que seguramente Jesus tenia una sonrisa en su rostro. Al final la marcha termino en un cerro, el cual subimos con los niños.

El dia sabado tambien fue la vigilia pascual, empezamos con el fuego nuevo (en realidad era un hogera) y fue dificil prender el cirio pues de solo acercarse quemaba. Despues vino el momento del pregon pascual (el cual me hubiera gustado cantar, pero no estoy aun preparado para eso) y hubo un bautizo de un joven como de 12 años y habia una parte que no habiamos contemplado, la letania de los santos y ya estando ahi el padre me dio que le ayudara y la termine cantando, me gusto mucho hacerlo.
Despues de este largo dia fuimos a cenar y a la vuelta a la capilla nos esperaba una sopresa, algunas personas de la comunidad querian compartir un tiempo con nosotros y nos habian preparado una carne asada. Andabamos cansados pero como reusarnos a estar un tiempo con ellos. En realidad la gente se dio asi, como nosotros nos dimos para ellos.

El dia domingo de Pascua despues del desayuno arreglamos maletas y partimos. No nos quedamos a misa pues ibamos a concluir con una misa en el centro, en el convento de las hermanas. No fue una despedida facil, mas por los niños pues seguramente nos extrañarian mucho en la semana y las personas con las que ya nos habiamos encariñado. Pero estoy seguro que volvere a verlas, estoy planeando como hacer para volverlas a visitar.

Terminamos con una eucarstia todos, los 3 equipos de mision juntos. Rojo Gomes Alto, Rojo Gomez Bajo, la capilla el niño. Despues fui a la casa y me reuni con el Padre, que ya habia ido a dejar a los afiliados a la morita y el dia lunes partiamos para encontrarnos con el otro equipo que esaba en mision en ensenada. No hubo descanso esta Semana Santa. Pero fue una Semana Santa bien vivida, algo cansado pero me dije: valio la pena. No fui expectador como otras veces sino protagonista (en el sentido de no ser pasivo sino ser parte de la mision).

Lester Zapata

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail