“Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes y dos peces”(Jn 6,9). Entonces Jesús hizo posible el milagro de los panes.

Los oblatos cumpliremos casi 25 años de presencia misionera en Iztapalapa, al oriente de la Ciudad de México. Hace 20 años nació un proyecto para la mujer pobre de nuestra comunidad. El “Centro de Mujeres Pobres” fue fundado por el P. Yvan TREMBLAY quien ya se encuentra gozando de la familia del cielo. Este centro ofrece apoyo a la mujer en cuatro grandes campos: educación, alimentación, salud y capacitación. Aquí la mujer tiene un espacio propio para desenvolverse, formar comunidad y ayudarse a así misma en su tarea social. El Centro ha pasado muchas etapas en su vida como institución. Hoy a 20 años de iniciado este sueño, quisimos abrir un pequeño comedor popular para la gente más pobre de nuestra comunidad. Esto se hizo realidad gracias a la iniciativa de nuestra psicóloga; la Dra Cecilia Orellano, quien colabora con nosotros desde hace medio año. Ella ha prestado este servicio con los niños de la calle en el centro de la ciudad.

Para lograr el objetivo de este nuevo proyecto, el centro ha censado familias pobres en los asentamientos irregulares de nuestra comunidad denominados como campamentos (son zonas cuyos habitantes fueron traídos por movimientos políticos en forma de invasiones y cuyas escrituras no están regularizadas). En esta zona viven familias muy pobres.

Dado que no tenemos recursos suficientes, hemos seleccionado 30 personas, en su mayoría niños; para iniciar nuestro comedor. Ofrecemos una comida al día que consiste en sopa, arroz, guisado y frijoles. Por comida la gente paga únicamente $5; de estos, algunos están exentos del pago. A casi un mes de inaugurado el servicio, cada vez más personas se acercan para solicitar el apoyo. Quisiera destacar que las mismas mamás de los niños se han ofrecido como voluntarias para cocinar los alimentos, así como las mismas personas de nuestra comunidad son quienes han donado pollo, agua, arroz, sopa y frijoles; también algunos amigos de la asociación han hecho donativos para esta causa. Eso es una bendición, ya que sentimos que juntos hacemos posible el hecho de alimentar a esta pequeña comunidad.

Creo que Dios sigue haciendo maravillas en las personas; por eso hemos decidido que a finales del mes de julio, podremos invitar a comer a más personas; claro eso con el apoyo de la comunidad. Agradecemos a nuestros hermanos oblatos; su apoyo, también a la gente que de una u otra forma nos hace el favor de apoyar esta causa.

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail