HOMILIA DEL PADRE GENERAL DE LOS MISIONEROS OBLATOS, LOUIS LOUGEN, EN LA EUCARISTIA DE MÁLAGA, ESPAÑA– omi jmj agosto 2011

La Palabra de Dios proclamada en esta Misaen alabanza a San Eugenio de Mazenod es un llamado misionero a todos ustedes,mis queridos jóvenes, para seguir a Jesucristo en la fuerza del Espíritu Santo,a través del poder de la Cruz. Sonlecturas que expresan el corazón de San Eugenio de Mazenod y continúan inspirando a los Misioneros Oblatos de MaríaInmaculada. Estas lecturas nos hacen recordar igualmente la vida y muerte delos Mártires Oblatos de España. Estosmismos textos de la Palabra de Dios nos preparan para la Jornada Mundial de laJuventud y la muy rica experiencia que tendremos con los jóvenes de todo elmundo, en presencia del Papa Benedicto XVI.

En la escuela, después deaprender algo, tenemos una tarea por hacer. El objetivo es practicar lo aprendido. Podemos pensar entonces, quedespués de este agradable tiempo juntos aquí en Málaga, así como de laexperiencia de la Jornada Mundial de la Juventud, Jesucristo nos deja algunastareas. Debemos preguntar a Jesús, “¿Señor,qué debemos hacer?”
Nos dirigimos a las SagradasEscrituras que acabamos de escuchar para entender mejor la misión que se nos haconfiado y algunas de las tareas que habremos de realizar.
Primero, en los Hechos de los Apóstoles,aprendemos que la comunidad cristiana, reunida alrededor de Jesucristo, es ellugar donde aprendemos y discernimos la misión que Dios nos da. La comunidad, a la luz de la Palabra de Dios,la Eucaristía, la oración y la preocupación por los pobres, es el lugar donde escucharemosla llamada de Dios para comprender la misión. Es entonces que percibimos lo esencial de pertenecer a la familia de laIglesia para ser verdaderos discípulos de Jesús. La tarea en casa: vivir en una comunidad defe, participar de la Eucaristía, estudiar la Palabra de Dios y cuidar de lospobres.

Segundo, en el Evangelio de SanLucas, el Espíritu Santo ungió a Jesús para ir en misión, haciendo la Voluntaddel Padre e inaugurando el Reino de Dios. Las señales de la misión auténtica de Jesúsfueron: proclamar el Evangelio a los pobres; liberar a los oprimidos; dar vistaa los ciegos; poner en libertad a los prisioneros; proclamar un año de gracia(Lucas 4).
Ustedes, mis queridos jóvenes, fueron ungidos con el don del Espíritu Santoen los Sacramentos del Bautismo y de la Confirmación y se alimentanconstantemente en la Misa con laEucaristía. Son ungidos por Dios para continuar la misión de Jesucristo: proclamarel Evangelio a todas las personas; hacer que todos conozcan a Jesucristo y seaninvitados a entregar sus vidas a Él.

Otra tarea en casa, mis jóvenes amigos: proclamar la Buena Nueva de Jesúscomo misioneros, formando comunidades de la Iglesia; proteger la vida humana,don de Dios y sagrada desde la concepción natural hasta la muerte natural; serconstructores de la paz mundial; cuidar del planeta como el jardín de Dios;acabar con el hambre en la tierra; luchar contra las injusticias sociales como:la miseria, la opresión humana, el desempleo, la falta de vivienda para lagente, la carencia de oportunidades para la educación, la falta de acceso a lasalud, la violencia, las violaciones a los derechos humanos, el tráfico depersonas, los cárteles de drogas y el narcotráfico, la forma en que se destruyela vida y cultura de pueblos indígenas en todo el mundo, la violencia contralas mujeres, la situación de los refugiados y migrantes… y tantos otros doloresde nuestro mundo que hieren a la persona humana hecha a imagen y semejanza deDios. ¿Serán éstas tareas suficientes porrealizar cuando lleguen a casa?

Finalmente, la segunda lectura de la Carta de San Pablo a los Corintiosrevela la última tarea en casa: San Pablo escribe que en la Cruz de Jesús se revelóla sabiduría de Dios: “Cristo es potencia de Dios, y sabiduría deDios. Porque lo loco de Dios es más sabio que los hombres; y lo flaco deDios es más fuerte que los hombres” (I Cor 1:24). Al morir Jesús en la Cruz, ante los ojoshumanos Él pareció como un payaso trágico, un gran perdedor y un fracasoabsoluto. La ofrenda de su vida en laCruz parecía locura, pero fue realmente la sabiduría de Dios y la salvación delmundo.

El compromiso de seguir a Jesús es exigente y de uno u otro modo, cada unode nosotros debemos llevar la cruz, al ser fieles a Jesús. El don del Espíritu Santo nos guía al seguira Jesús y nos fortalece para llevar esa cruz. En estos días vimos cómo los Mártires Oblatos de España vivían sumartirio de una manera serena, generosa y despojada, llevando la cruz hasta lamuerte violenta. La gracia que provinodel Espíritu Santo, la fe de estos hombres jóvenes, la Eucaristía, el apoyomutuo, la oración y el Rosario los llevaron a permanecer fieles y a moriraclamando: “¡Viva Cristo Rey!” Confiamosen que el Espíritu Santo nos ayude con cualquiera que sea la cruz que habremosde llevar.
Como Misioneros Oblatos de María Inmaculada, San Eugenio nos dejó la Cruzde Jesús como el único símbolo que expresa nuestra vida y quienes somos. Deseamos compartir con ustedes, los jóvenes,esta identidad. Es por ello que nos encontramos aquí en Málaga, con jóvenes denuestras parroquias y escuelas Oblatas, para profundizar junto a ustedes elcompromiso de ser cristiano, discípulo de Jesús. La Cruz significa amor, el don de uno mismo, laentrega, la fidelidad y la generosidad. Como Oblatos, el deseo de San Eugenio fue que fuéramos semejantes aJesús, predicando el Evangelio, prodigando nuestras vidas al servicio de otros,especialmente a los pobres y los que no conocen el Evangelio. Por eso somos MisionerosOblatos de María Inmaculada.
La tarea en casa: Vivir la cruz que se recibe con una actitud de amor,generosidad y fe, siguiendo así a Jesús y contribuyendo al Reino de Dios.
En este compromiso de seguir a Jesús, la Madre de Jesús, María Santísimanos acompaña como Madre nuestra para confortarnos y animarnos en los momentosdifíciles. Pidámosle que nos ayude a ser siempre fieles a Jesucristo, llevandonuestra cruz de compromiso con Él y que nos prepare bien para el encuentro enMadrid con el Papa Benedicto.
TODOS: “Dios te salve, María…”

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail