La oración es un misterio inagotable.
Se ora con la mente - Meditación
Se ora con los ojos - Contemplación
Se ora con los oídos - Se escucha
Se ora con la boca - Se alaba, se pide, se agradece…
Se ora con la vida
Se ora con la naturaleza
Se ora con la liturgia
Se ora con todo el cuerpo y el ser
Se ora con la historia
Hay que crecer en la oración.
Hay que orar con humildad y perseverancia.
Hay que orar antes de pensar y actuar.
Orar es experimentar el amor de Dios; es estar con el Amor.
Orar es amar.
Lectura orante de la vida; lectura orante de la Palabra de Dios.
Cantar salmicamente la vida: “Cantaré al Señor mientras viva”
Que mi vida sea un cantar; ser orante y maestro de oración para el pueblo.
Con corazón dócil a Dios. Un corazón orante.
Escuchar la Palabra de Dios y vivirla. La Palabra de Dios tiene que penetrar la mente, el corazón (pensamiento y sentimiento).
Caminar en la vida cantando las maravillas, la bondad de Dios. Ir cantando al encuentro de Dios y del prójimo.
La vida hay que cantar porque tiene sentido.
¿Cuál es mi lugar preferido para el encuentro con Dios?
¿Quién es y cómo es el Dios de mi vida a quien busco día y noche?
La vida está llena de decisiones – historia; con Dios y con los hermanos creamos la historia. Soy miembro de un Pueblo-Iglesia, por lo tanto, tengo responsabilidad.
Dios quiere que mi vida sea de calidad.
Releer continuamente mi vida.
La respiración es el termómetro del estado de ánimo de la persona. ¿Cómo es la respiración de una persona angustiada? ¿Cómo es la respiración de una persona cansada?; etc.
En lo más profundo de nuestro ser sucede el abrazo con Dios; el abrazo de amor. De corazón a corazón. Decimos a Dios: “Tu amor vale más que la vida”
Cuando uno experimenta el gran amor de Dios es capaz de afrontar cualquier mal o problemas.
¿Tengo sed de Dios? ¿Cómo lo expresaría-con qué imágenes- con qué intensidad?
El silencio en la oración es como abrir los brazos para recibir a Dios-Amor.
Uno ora porque quiere conocer y amar a Dios; a sí mismo y a los demás.
El Dios que me creó me conoce. La vida es un continuo discernimiento del sueño de Dios para mí.

¿Hay algún aspecto de mi vida en que temo sea conocido? ¿Realmente quiero conocer a Dios y deseo ser moldeado por Él?

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail