Con humildad y paciencia
nació mi querida escuela.
Abrigadora de sueños,
el trabajo es su cimiento.
En sus aulas nos formamos
somos jóvenes misioneros.
Nuestro carisma es oblato,
seguidores de San Eugenio.

Con orgullo, lujaneros,
embriagados de emoción,
entonemos hermanados
los versos de esta canción

La Virgen de Luján nos protege,
Cristo es nuestro faro.
Dejamos marcadas huellas
mientras vamos caminando.
Escuela Luján es familia,
servicio a la comunidad
es tierra donde fecunda
la semilla de la paz.

Letra y música:
Marcela Bello, Leonardo Conti

Visita su sitio:

Publicar un comentario

Puedes utilizar la opcion "Nombre/URL"

Solo tienes que escribir tu "NOMBRE".
La "URL" es opcional y puedes dejar el espacio en blanco.
Luego presionas en continuar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribite y recibi lo ultimo de "Jovenes Oblatos" en tu e-mail